lunes, 3 de noviembre de 2008

Agradecido, respondiendo...

[El viejo mío acaba de enviarme un email agradeciendo la nota publicada en el diario Km[Cero], email del que aún me estoy riendo pues me lo imagino así como mismo es: alegre, hablando hasta más no poder, de carretilla sin hacer pausa siquiera, gesticulando y riéndose él mismo de las ocurrencias que tiene. Un tiempo atrás me escribía con faltas de ortografía en todas las palabras, como ejemplo de como hablaban muchas personas en la actualidad, donde la chavacanería excede con creces las conversaciones sensatas y hasta profesionales, y tuve que decirle que no jugara más de esa forma porque la que iba a terminar ingresada en una clínica de psiquiatría era yo con las mezclas que ya tenía por aquí con varios idiomas a la vez. Así que los alerto, para que no tomen al pie de la letra algunas descripciones a continuación :-) ]

Acabo de recibir los mensajes tuyos y los comentarios de los muchachos, también las foticos de la portada y el comentario de la Sra. Chilena (Chile ná) Tania Opazo que me la imagino con una carita de lo más linda y unos Ojazos Negros tipo mapuche que vienen bajando de la Sierra Morena que son unas montañas chilenas que están al norte y que son altísimas pero sin nieve y lo que tienen de vegetación son palmas reales con unos racimos enormes de palmiches (el caballo de Elpidio Valdés, claro) pronunciando trrabajjo como más o menos dicen esa misma palabra los uruguachos... que son unos orientales que poblaron inicialmente el polo sur pero de allí los sacaron los ingleses y se quedaron de paso con las Islas Malvinas llenas de leones silvestres y cacatúas tropicales que gritan "devuelvan las islas a quien les pertenecen" y esos bichos me gustaron mucho y enseguida me fui a Santiago de Chile que es muy parecido a Santiago de Cuba y ya estaba en el periódico de los chile (nos) que son unos manitos que hablan como los mexicanos y bailan cueca que es un son muy parecido al son de Guantánamo, toman chicha que es un ron muy parecido al Havana Club (que no es otra cosa que Habana Equipo, mejor decir Equipo Habana, el equipo de béisbol de la provincia La Habana, pero en inglés...) y tienen un barcito que es un paraíso allá por Valparaíso donde se toma vino con porotos fritos de ensalada para acompañar y en el sur dan empleos para cobrar de todo y la gente sale todos los días diciendo "cobre por aquí y cobre por allá" y muchos negros hay allá bailando conga por las calles, o sea, es decir, vamos, que Chile es un país de negros lindos, unas negras bellas que son la mayoría de la población y que se pasan todo el verano desnudas debajo de los cocoteros de la costa comiendo merluzas asadas y bebiendo agua de coco con aguardiente que es un agua para los dientes, si la tomas los deja blanquitos... y cuando llegué a Santiago montado en un carro de hojas verdes dije: "Rediez, yo lo que quiero es darle un beso a la negra Tania Ojazos, un beso no de novios sino de agradecimiento" y me dijo un santiaguero: "Yo, que pertenezco a los emos de Santiago, los puros emos vestidos con rayas en los brazos le digo a usted que es allí en la Universidad de La Calle el único lugar donde puede encontrar a Ojazos" y estuve vagando por las grandes alamedas abiertas de par en par y todos los negros del mundo me hicieron una rueda y me cantaron barquito de papel que es el himno del estadio de fútbol que está en el campus universitario y la negra me estaba esperando y me dijo: "¿Pero estás vivo todavía, carajos?"... y no me quedó más remedio que echar una lagrimita en una copa de Lágrima Cristi, pedir que me tocaran La Varsovia Húngara del Brindis en la Sala o El Manubrio Azul y los negros me manteaban y yo allí con Tania buscando una flor para ponerla en alguna tumba... Qué ganas de seguir llorando, mi madre... ¡Ah, esa portada! ¡Y esos dos números, please, que me manden esos dos números!... Ya, listo, pero si puedo escribir algo, mejor, yo puedo quedarme sin almorzar pero no sin escribir sobre todo para esos universitarios de ese país tropical que es Chile, un país enorme, bien caluroso y que tiene un tilín de belleza dentro del alma que, vaya, a cualquiera lo confunde y lo marea... Besitos Tania. Besitos. Pipo.

3 comentarios:

glazam dijo...

Wow, qué lindo el agradecimiento.
Yo estuve por Viña del Mar y por Santiago y realmente son lindos los chilenos. Una vez más, gracias Señor, por los raticos que nos hace pasar leyendo sus "entradas o posts".
Un abrazo.

SEBA dijo...

Hola, que divertido es imaginarse a un Chile nada que vr con la realidad...

Teresa Dovalpage dijo...

Qué bueno está eso...como que nos lleva de la mano por un montón de sitios con su verbo enjundioso.¡Me encanta!
Y sí que los chilenos son buenas gentes. Yo tuve un pololo que había ido a refugiarse a Cuba en los 80. Excelente persona que terminó largándose porque "Cuba no era lo que él quería para su tierra" me dijo muy serio antes de desaparecerse para siempre. Chimn, un día voy a tener que escribir un cuento sobre él :-)