jueves, 26 de marzo de 2009

La guerra de este mundo...

En este clima tropical aparecen las termitas bien llamadas comejenes. Los comejenes son comedores de madera principalmente pero también existen los come genes como su nombre lo sugiere y son lo más parecido a un ejército hambriento cometodo que las propias hormigas (bravas o silenciosas tal sea el caso) o las bibijaguas que se parecen mucho a los asiáticos sobre todo a coreanos y japoneses que singularmente se han dedicado desde la segunda guerra mundial a ese laborioso y difícil oficio del béisbol...

He dicho come genes porque esos seres vivos pululan desde hace ya cierto tiempo por nuestra isla que nos sirve de casa grande y vienen de no se sabe dónde volando bajito como las pelotas Mitsuno que saltan la cerca allá por el Park del béisbol en el Segundo Clásico Mundial. Hoy por ejemplo han llegado los comejenes a volar buscando la luz y por eso es que dejamos la del portal prendida no solo para ahuyentar a los ladrones sino para atraerlos (el proceso de atracción-repulsión es propio no solo de la física newtoniana sino también de la biología insectívora y en eso de los comejenes actúa como las leyes de la mecánica cuántica y clásica que es lo mismo pero no es igual) y que ellos mismos se quemen las alas para que se conviertan en hormigas silenciosas y pacíficas que no muerden pero arrastran comida para sus cuevas...

El asunto es que los come genes han demostrado que son más invulnerables que los comejenes penetrando no solo las viviendas familiares para dar vueltas alrededor de las luces apagadas sino también los establecimientos gubernamentales y las asociaciones no estatales pues mientras las bombillas sigan prendidas gastando combustible allá van los comejenes a quemar sus alitas buscando el calor de esos soles artificiales pero los come genes esperan la oscuridad de la noche y acaban con todo lo existente. Como dijera Lu Sin, "no hay aguacero que dure todo el año" pero come gen sí. De esta manera los come genes han comido la madera de los bates de béisbol haciendo un gran daño a bateadores del patio que no le pegan a las bolas buenas haciendo un raro movimiento con el bate comido lo que trae por consecuencia que no produzcan hits ni anoten carreras frente al picheo de los asiáticos en el momento que más se necesita...

También los animalitos bípedos se han metido en las bombas de gasolina Cupet y se ha comprobado que en la misma medida que aumenta la presencia de ellos en aquellos lares y lugares es menor la cantidad de dinero que se contabiliza en las cajas registradoras e incluso se han comido los papeles de las cintas auditoras y ahora ni aparece el dinero, ni los papeles ni la propia gasolina ni los aceites y lubricantes ni otros productos con los que se ha enriquecido el almacén de estas pistas como helados, cervezas, refrescos, galleticas, salsa de tomate, desodorantes y cualesquiera conspícuas conspiraciones constelaciones en su existencia existencial de las que dicen pienso luego existo...

Genéticamente hablando, los come genes nos han descogenetizado el cerebro y la actuación pública que se comporta por fuera con una moral y por dentro está carcomida, endeble, comogenetizada así como así. También han penetrado esos insectos pensantes en los bancos, bodegas, bodegones, tapicerías, obras en construcción, escuelas, hospitales, tiendas por departamentos, dulcerías, panaderías, comercios de todo tipo, restaurantes, hoteles, cementerios, terminales de ómnibus, taxis y hasta recónditos lugares como entidades agrícolas, cooperativas, granjas, unidades de acopio e incluso in situ insisto planes ganaderos, arroceros, cafetales, playas, aeropuertos, puertos, cualquier tipo de entidades, universidades, humedales, piscinas, mar abierto, aire comprimido, consultas espirituales y donde quiera que existan oportunidades de llevarse algo para la casa, desviar algún recurso o sobornar a algún funcionario o que no funcione dejando de recuerdo unas bolitas blancas redonditas de donde salen más de esos bichos y las alitas como testigos de que pasaron por allí...

Ellos estaban haciendo nido en las esquinas organizados en colonias jugando ajedrez, pelota, apuntando chapas de carros, haciendo algún "bisne", enamorando mujeres, utilizando sus celulares en el trasiego y la lucha diaria pero tranquilos sin trabajar ni enredarse en el compromiso de hacer algo legal que supone carné de identidad y disciplina laboral, pero de un tiempo acá los come genes se han comido los genes de la virtud y han taladrado las circunvoluciones cerebrales de los fieles en iglesias de todo tipo y de los más austeros cumplidores del deber, creyentes ecuménicos o simplemente ateos y con esto han desorillado y desmantelado las antenas parabólicas y las señales televisivas tipo Internet clandestinas superando con creces el espectro ideológico foráneo por uno nacional envuelto en una jerga difícil de entender que huele a un caló de cárcel y que dice "agua y qué bolá asere" cuando se acerca la policía...

Ellos han impuesto multas por la izquierda a taxistas diciendo que asedian al turismo que nos visita, han corrompido policías, jueces y fiscales y han levantado un grande y voluminoso edificio tipo pirámide egipcia de tal manera sólido que va a ser difícil acabar con ellos de una manera sulfúrica y probablemente por el contrario nos conviertan en seguidores cumplidores comedores de los dioses incas del patio pues son ellos incapaces de dedicarse al trabajo y nosotros incapaces de exterminarlos y seguiremos viendo cómo se desarrollan sus actividades y nosotros aquí pasando las de Caín buscando féferes en los agromercados clandestinos y ellos allá acabando con la masa ganadera que es otro de los objetivos de los come genes pues se han propuesto llevar a cero la existencia de esos animales para plantar allí donde pastan hoy, la bandera de territorio libre de vacas, caballos, carneros, mulos, chivos y cualquier otro ejemplar que se pueda comer asado o en salsa puesto encima de una mesa pobre pero honrada...

Por ello y gracias a ellos paella no hay, tampoco harina pues se la llevaron para el otro costal, no aparece la carne de puerco barata, se están inyectando los pollos con algún líquido misterioso puesto que cuando los cocinas se desinflan como el globo de Cantoya, se pierde el arroz a fin de mes, las galletas no vienen con la calidad requerida, los calamares son una calamidad, la industria nacional no tiene calidad y el equipo de béisbol fue descalificado porque los come genes como se ha dicho se comieron los bates y estuvieron los peloteros diez y ocho innings sin pisar el home o se ponían a batear sin hacer caso de aquel proverbio que siempre llevaba debajo de la gorra Mickey Mantle: "Si tienes el bate corto acércate más al home" y fue esa una labor de diversionismo ideológico de los come genes que convencieron a los jugadores seleccionados que se quedaron viejos como pelotas de plastilina siguiendo orientaciones de los coaches de la segunda guerra mundial mientras los japoneses hicieron un equipo rápido robador de bases antirutinoso y marcial que seguía disciplinariamente las orientaciones de los managers modernos y saludaba como si estuvieran en un combate con espadas afiladas y en el tatami hacían reverencias osotogari achibarai judo karate sumo mientras los latinos se dedicaban a comer carne a toda hora, arroces con frijoles, ensaladas mixtas y a engordar como si fueran puercos en ceba y así cuando llegaban a las bases se sentaban a esperar las suculentas meriendas con maltas, leche condensada y dulces robados y se comían todo eso y los come genes internacionales haciendo vídeos para saber qué hacían allí engordando mientras ellos estaban practicando secretamente las múltiples jugadas brillantes y sin hablar ni perder tiempo...

De ahí que cuando nos enteramos que se va a transformar el deporte nacional y todos los demás deportes alguna gente piensa que tendrían que acabar primero con los come genes porque esos invasores no vienen de Marte sino que están aquí todos los días de la semana y ¿de dónde sacan el dinero?, pues lo sacan del bolsillo de los demás y por ello sin paella habría que asumir lo siguiente: empezar a acabar con los come-come como hicieron en China con los gorriones y al acabar con los animalitos tener en cuenta que los insectos se reproducen y si se matan los pajaritos se comen el arroz y de la misma forma que se terminó algún día con el analfabetismo desaparecerá el comegenismo para que se pueda sembrar una bandera dentro de un siglo que diga que somos territorio libre de come genes y así despedir el noticiero con una rapsodia para piano sin comején que es lo mejor, digo, si no hay dudas, ya que el comején que se duerme se lo llevan las hormigas...

En fin, que no es la guerra de los mundos con aquel cuento de que llegaron los marcianos sino la guerra de este mundo, una fuerza que se abre paso hasta para coger las papas que vienen al puesto de la esquina y que sirve de información fidedigna pues los narradores orales distribuyen los criterios para el delito como tubérculos encima de las pesas y mientras eso sucede los come genes acaban con la quinta y con los mangos y los que pasan vociferan que es de ellos la culpa y es allí donde se forman los remolinos aciclonados que despiertan a los insectos y comienza de nuevo la balacera no solo de palabras sino de mordidas contra maderas y crofenico que es la suma de ciertos elementos en la tabla de Mendeleev y que todo el mundo sabe (cromo hierro niquel y cobalto) igual que aualbi (oro aluminio y bismuto) y muchos otros más por lo que digo hoy aquí sin que me quede nada por dentro que los genes de los come genes los tenemos también nosotros dentro en la mismísima pituitaria o mejor decir en una región cercana a la hipófisis que es por donde le entra el alma al cuerpo y con ella esos divertidos bichitos alados que intentan volar a quemar sus alas al sol...

5 comentarios:

glazam dijo...

¿Habrá quien funde una Compañía, Empresa, Negocio o como quiera llamarse, capaz de erradicar a los "come genes"? ¿Existirá la cantidad de pesticidas necesaria para abastecer a esa "Compañía, Empresa, Negocio...? Se necesitarán investigaciones, descubrimientos o inventos dignos de un Premio Nobel. Oremos, recemos, invoquemos... porque así sea.
Mi saludo afectuoso y no se nos pierda nuevamente.

Azucala dijo...

Primeramente mi Almendrón que bueno verle de regreso, se le echo de menos por acá.
Le llamo mi Almendrón por que usted aunque no lo crea ya es parte de mis día.
Me fascina ver como escribe, como me cuenta de lo que pasa.De la tristeza que se esta viviendo.Todo esta dicho ya no hay más que decir espero que con el tiempo algo pueda erradicar ese come gen corrompido.
Mis saludos y que bueno tenerlo de vuelta.

Paula dijo...

chachi piruli

Rosa dijo...

Magnífica metáfora de la podredumbre que nos corroe la isla. Que bueno verlo de regreso!!! Un abrazo muy fuerte, de una de sus tantas admiradoras.

Neysa G dijo...

Es ahi donde esta el gran problema amigo, la base de nuestra economia es la cultura de la corrupcion.