lunes, 10 de diciembre de 2007

Los buzos

Un "buzo" hurgando en la basura


Esos incansables trabajadores tipos auras tiñosas, se encargan de clasificar lo que aparentemente no sirve y luego cuando a alguien le hace falta un tornillo para el cráneo lo encuentra allí mismo en sus casas, como son los cierres, cremalleras, piezas para autos usados, gomas, gatos, ruedas y sobre todo olores, unos olores inconfundibles a pupitres de aula, a caños de cloacas, a salitre de puerto, a patas de res hervidas, a incienso, mirra, cebo de carnero, hules viejos, vapores de fondas y sobre todo un amor escondido debajo de la mugre, ojos de cantadores y gitanos, Caballeros de París multiplicados en este ajiaco en el que nos hemos criado y en el que nadie sabe cuánto por ciento tiene de blanco o de negro, de mulato o de aborígen, de asiático o de indio americano o de buzo, nosotros mismos que llegamos a los planes tarecos que ahora son intercambio de regalos, ellos que han perdido el nombre de pila y ahora se han convertido en trashumantes, caminadores, camellos de caravanas, que han perdido el lenguaje y no logran comunicarse sino por gestos, por señales de humo, por miradas furtivas y por gritos... qué clase de tipos somos esos buzos imprescindibles a lo Bertold Brecht, mierda humana ambulante buena para una novela que diga algún día: "Coge tu buzo aquí, vamo"!!, sin s al final, así como suena: "Bamo"... "Somo loj buzo de Santoj Suárej, bamo"!!!!. Puafff!!!.

Menos mal que tenemos un clima agradable, porque estos problemas en el desierto, en el Magreb africano deben ser del carajo... o en Alaska, un socialismo alaskiano cazando osos debe ser de madre y muy señor mío, un grupo de buzos en los cráteres de los volcanes de Ecuador deben ser algo así como diferentes, pero aquí en esta isla utópica los buzos son como el pan de la bodega: viene a diario, la gente lo compra pero nadie se lo puede comer con satisfacción...

(Nota: El lugar de la foto no lo van a creer pero es en el placer que hay a la derecha de Ave. Boyeros, yendo para la Plaza desde Tulipán, después de pasar la parada de guaguas de Tulipán y Boyeros.)