lunes, 28 de enero de 2008

Andaluces de Andalucía

(Esto fue escrito por "mi viejo" el 29 de Mayo del 2007)

En el Palacio de Medrano que es la sede de la exposición que les voy a comentar, se puede disfrutar de una muestra única: Ataifor Almohade, descubierta en Alarcos (Ciudad Real) que está insertada y expuesta en el Jardín de Al-Andalus, representativo del arte y culura árabe-andalusí y que nos sorprende por la belleza no solo del entorno sino de lo que allí se puede ver y no tocar...

El Ataifor (es como un plato cónico muy parecido al wok chino, una olla resbalante redonda con cierta base que la fija al suelo) es una pieza procedente del yacimiento de Alarcos. Sus grandes dimensiones sorprende, puesto que se ha conservado completo y lo hacen una obra peculiar. Está hecho con cerámica verde manganeso, realizada en pasta rosada. En la parte central se muestra un antebrazo y la palma de una mano derecha con un anillo en el dedo meñique. Tiene varios decorados profusos que se pueden distinguir con rasgos sintéticos y está como labrado de tal manera que no solo es bello sino difícil, imponente.

Lo más sugerente de la decoración que duerme en este ataifor es la aparición de esa palma de mano izquierda que parecen representar un rostro en el que solo falta la boca. Puede que sea una alegoría o un sentimiento de veneración a la faz de Dios misericordioso.

El yacimiento de Alarcos, situado a escasos kilómetros de Ciudad Real, fue ocupado desde la Edad del Bronce Pleno y conoció dos etapas de esplendor: una durante la época ibérica y otra durante la Edad Media... Los descubrimientos pusieron a flote el perímetro exterior del castillo y la gran parte de muralla medieval con una fosa común de una batalla que en 1195 libraron musulmanes y cristianos. Alarcos quedó en poder Almohalde durante 17 años, solo en el castillo, donde estos trabajos arqueológicos han sacado a la luz un barrio de traza islámica... Hay mucho que hablar al respecto todavía...

Pero el jardín hay que visitarlo...para aprender que ajedrez, alfil, almohada, jaque y muchas otras de las que les voy a enviar el listado son palabras de origen árabe que nos hemos apropiado, pero los que las conocen bien son los andaluces mismos, claro que viven en aquella región adonde desde el jueves nos dirigimos. Por eso nos vamos a diferenciar nosotros que no somos de allí pero que jugamos ajedrez, de los nativos... Que nos esperen los andaluces de Andalucía que allá vamos... Qué incultura tenemos amigos y amigas mías... Venir a España para saber que un ataifor es una olla arrocera...

1 comentario:

St. Jose dijo...

Me ha encantado este escrito. No podría estar más de acuerdo con la última línea, el cubano debe abrirse más a la cultura, especialmente a aquella con la que está relacionado y tiene mucho que brindar.

Es increíble el número de palabras árabes que conservamos de aquella lejana invasión a la madre patria. Se estima que hoy tenemos 4000 palabras árabes.

¡Saludos!
Felicidades por el blog.