martes, 8 de enero de 2008

Sorpresas del 2008

Parece que el año nuevo ha traído sorpresas. Al menos sé que alguien lee lo que está pasando. Esto me alegra tanto como montar un caballo enano, comer plátanos manzanos en la misma mata, sorber un café (Caliente, Amargo, Fuerte y Escaso) y hacer un ejercicio que todo el mundo ansía: dar las gracias por estar vivo, tal vez el único mérito que tenemos (y vaya con esta vida, que nos ha dado tanto...!!!), seguir con el impulso cuesta arriba para ver qué tan alto han llegado los demás... Yo los sigo, con la seguridad de que un día que logremos con amor es algo, sin él no somos nada, ni parientes lejanos. Hoy día 7 de Enero de 2008 me han entrado ganas cuando leo sus comentario de empinar papalotes, soltar los pájaros presos, ver nacer una mariposa, comer ensalada fría, hacer pompas con un jabón y un pitillo, nadar, montar una jirafa... Gracias chavales, estoy que no resisto quedarme callado...